FISCALÍA DE BRIBRI BUSCA MOTIVAR A NIÑEZ Y JUVENTUD INDÍGENA DE LA ZONA

  • Leído 0 vez

 

 

  • Tres centros educativos recibieron donación de artículos escolares.

 

Sharon Hernández Coto

shernandezco@poder-judicial.go.cr

 

23 de julio del 2019. “Escucha mi voz”. Así se llamó la actividad organizada por Fiscalía de Bribri y la delegación de Fuerza Pública de Shiroles para prevenir el suicidio en niños del territorio indígena Bribri, en Talamanca, con edades entre los seis y los 17 años.

 

De esta manera, se motivó a un grupo de 145 personas menores de edad de la Escuela y el Colegio de Shiroles, así como del centro escolar de Gavilán, quienes fueron convocadas el viernes anterior, en la Plaza de Deportes de la zona.

 

A la actividad se unió la Dirección Regional del Ministerio de Educación Pública, los directores de las escuelas, miembros del Consejo de Vecinos, la Iglesia Misión Católica y la Cruz Roja. Además de la actividad motivacional, se presentaron bailes típicos, obras de teatro y un pasacalles a cargo de estudiantes indígenas.

 

“Es importante incentivar a la niñez y juventud para que se establezcan diálogos en sus hogares; es fundamental que los padres de familia escuchen a sus hijos, ya que los suicidios y los intentos de estos se gestan en el silencio, que es el común denominador de este fenómeno”, señaló Marlon Poyser Watson, fiscal coordinador de Bribri.

 Según explicó Poyser, con este tipo de actividades se busca que las familias transmitan su cultura y que haya una buena comunicación que les permita comprender los cambios que surgen en las distintas generaciones. Además, se planteó que es fundamental escuchar a los niños y niñas como parte esencial de la sociedad y se hizo un llamado para ayudar a mejorar la autoestima de los menores.

 

Además del fiscal coordinador, los funcionarios Arjany Guevara Araya y Keelmer Pizarro Martínez, técnica judicial y citador, respectivamente, participaron de la actividad.

 

Donaciones. Esta actividad permitió, una vez más, dotar de útiles escolares a los centros educativos que participaron. Se logró gracias al proyecto que, por medio de medidas alternas al proceso, como conciliaciones, reparación integral del daño y suspensiones del proceso a prueba, se le permite a una persona imputada de un delito de menor gravedad reparar el daño. Lo anterior, mediante un plan reparador que consiste en la entrega de determinada cantidad de artículos a la Fiscalía, los cuales, posteriormente, el despacho se encarga de hacer la repartición.

 

Con ello, se entregaron botas de hule a las personas menores de edad que participaron. De la misma manera se donaron a las escuelas y colegios hojas blancas, cartulinas, foam, gomas, lápices, hojas de color y tijeras. 

 


Sitio web actualizado en Setiembre 2019 © Poder Judicial. Todos los derechos reservados.

Please publish modules in offcanvas position.

btn_chatbot